Menú Mobile

IMG_2995-300x245

Psiconutrición: “Nuestra alimentación siempre influye en cómo está nuestra Salud Mental”

El pasado lunes 12 de marzo, el programa A Desalambrar la Salud Mental, que transmite Radio Universidad de Chile realizó un capítulo especial sobre psiconutrición, en que la entrevistada fue la especialista de Centro Médico Cetep, Marcela Calderón.

Durante el espacio radial, la nutricionista, especializada en psiconutrición habló sobre el impacto que tiene la alimentación en la Salud Mental de las personas y cómo es clave para el éxito de un tratamiento, el contar con un enfoque integral.

Si bien, en general la nutrición es abordada desde la necesidad de bajar de peso o aspectos meramente estéticos, la nutricionista de Centro Médico Cetep, destaca que es clave abordar la nutrición desde una mirada integral que considere por ejemplo el cambio de conducta, evaluando el vínculo que tenga la persona con los alimentos que está dejando de comer, y cómo ello repercute en la Salud Mental de los pacientes.

En esta línea, Calderón destaca que “poco a poco han llegado más pacientes buscando una mirada integral de cómo se hace el abordaje nutricional… y afortunadamente este camino de la nutrición en Salud Mental, Cetep la valoró y en este minuto lo está potenciando, así que ha sido una muy buena recepción tanto a nivel de equipo de trabajo como a nivel de tratamiento con los pacientes”.

El enfoque de psiconutrición que aplica Marcela Calderón en Centro Médico Cetep incluye un completo proceso de evaluación y acompañamiento a los pacientes.

“Siempre se comienza con una historia clínica, una evaluación antropométrica de peso y altura, se sacan los indicadores, y posteriormente empiezo a ver cuál es la relación que está teniendo el paciente con el alimento, cuál está siendo la selección de alimentos que está haciendo el paciente y cómo la familia también está haciendo esa selección y estructura alimentaria. Y por ahí parto. Empiezo a indagar y sondear cómo es la alimentación del paciente, la cultura en la casa, cuáles son los hábitos, para establecer cuáles son los márgenes, y desde ahí empezar a proponer cuáles son los objetivos del tratamiento”, explica la nutricionista.

Somos los que comemos

Para la especialista en psiconutrición de Cetep, no hay dudas sobre la relación directa que existe entre la forma en que nos alimentamos y el estado de nuestra Salud Mental.

“Nuestra alimentación siempre va a influir en cómo está nuestra Salud Mental. Una mala alimentación se va a relacionar a pensamientos negativos, mal dormir, estar cansados o malhumorados”, advierte Calderón.

Precisamente, la nutricionista explica que la evidencia demuestra que cuando se incorporan hábitos saludables en la alimentación, los pacientes perciben cambios notables en su estado de ánimo e incluso en casos con trastornos de salud mental, también favorece el éxito de los tratamientos farmacológicos.

“La mayoría de las personas que presentan depresión, suelen tener una alimentación de casi el 90% de alimentos procesados, sintéticos, ricos en estimulantes y químicos; y cuando la persona va dejando de consumir esos alimentos e incorpora progresivamente frutas, verduras, agua, preparaciones frescas y alimentos caseros, rápidamente empieza a evidenciar un cambio de ánimo. Porque el cuerpo empieza a recibir vitaminas, minerales y nutrientes frescos que el cuerpo reconoce, digiere y absorbe, y entonces se empieza a ver la vitalidad del paciente”, relata Marcela Calderón.

En esta línea, la nutricionista de Cetep indica que cuando los alimentos naturales y frescos alcanzan un 50% de la alimentación de los pacientes, ya se pueden percibir importantes cambios en su estado anímico y vitalidad.

“Uno como terapeuta empieza a ver que el paciente empieza a tener vitalidad, empieza a encender ese motor de que tenga ganas de vivir, ganas de mejorar, interactuar con los padres, con los hermanos, salir de la casa, tener voluntad en querer desarrollarse en la terapia y empezar a experimentar nuevos alimentos. Ahí está la destreza de generar un vínculo saludable con el alimento, enseñar que el alimento es más que solamente una fuente de calorías, y de esa forma el paciente va progresivamente mejorando”, detalla Marcela Calderón sobre los casos de éxito que ha podido ver entre sus pacientes.

Voluntad y propósito

Es clave entender un tratamiento nutricional, como un proceso de trabajo que trasciende lo meramente calórico, y que debe ser abordado con fuerza de voluntad, un propósito claro.

Y es que, dentro del proceso natural de una dieta, el paciente se va a encontrar con episodios de ansiedad, y para superarlos con éxito, es clave el apoyo profesional vaya de la mano de una mirada integral en el abordaje del tratamiento.

“La mayoría de las personas cuando dejan de consumir un alimento (por ejemplo, la bebida), en un comienzo el cuerpo se los va a pedir. Por eso es tan importante en un tratamiento nutricional, incorporar lo psicológico, porque la persona va a vivir muchos cambios emocionales, va a tener que trabajar mucho su fuerza de voluntad, para tener claro el propósito que tiene su cambio… Eso es lo que me llevó a buscar esta especialidad en psiconutrición, que me brindó muchas herramientas y me ha llevado a tener muchos casos de éxito”, explica Marcela Calderón.

En este sentido, el tener contar con la orientación de un especialista al enfrentar un tratamiento nutricional es clave porque establece propósitos claros y con una mirada de largo plazo. “Cuando uno empieza una dieta de moda, porque simplemente quiere bajar 10 kilos de peso en 2 meses, el objetivo único es bajar de peso, no importa el costo, ni importa que me genere osteoporosis a largo plazo, no importa que yo tenga bajo rendimiento laboral… sólo quiero bajar de peso”, advierte sobre los riesgos de realizar dietas sin la asesoría necesaria y los riesgos que ello involucra.

Y es que cuando el tratamiento nutricional se enfrenta de forma seria y se enfoca desde un propósito mayor, en beneficio del bienestar de la persona, las razones para persistir en este cambio de vida son evidentes.

“Cuando la persona cuando empieza a evidenciar que se siente mejor, que está más tranquilo, menos ansioso, mejora su calidad de sueño, mejora su concentración, tiene más pensamientos positivos, empieza a abrir los ojos y empieza a mirar de otra forma. Y ahí está el libre albedrío del paciente, en que se escoge si se quiere apostar por este camino, que se ve limpio, fresco, que requiere trabajo, pero se ve un buen camino”, relata Marcela Calderón agregando en que finalmente la apuesta es llegar a una alimentación consciente, en la que escogemos comer para estar bien.

Finalmente, la nutricionista de Cetep, hace una invitación a llevar esta mirada de alimentación consciente a la mesa familiar.

“Me gustaría invitar a todos a q empiecen a tomar conciencia sobre la importancia que tiene la alimentación en la Salud Mental y los cambios positivos que pueden generar de forma individual y a nivel familiar, si se ponen la camiseta y empiezan a hacer cambios… Y en eso yo invito a que cocinen en familia y hagan platos con una presentación más bonita, más armónica, sobre todo en las comidas familiares, el fin de semana, estimulando que todos en la casa dediquen tiempo a hacer platos que visualmente sean muy apetitosos”, subraya Marcela Calderón.

Escuche la entrevista completa en el siguiente enlace: A Desalambrar la Salud Mental – 12 de marzo 2018.

A Desalambrar la Salud Mental se transmite todos los lunes a las 18:00 horas en la señal de Radio Universidad de Chile, en el dial 102.5 FM.

Marcela Calderón es nutricionista de Centro Médico Cetep, ubicado en la comuna de Providencia, a pasos de la estación de metro Tobalaba. Para consultas o solicitar una hora, puede llamar al 22604 4040 o al 22604 4041, o visitar nuestro sitio web www.cetep.cl.

Profesional Destacado:

marcelacalderon

MARCELA CALDERÓN

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami