Menú Mobile

people-1560569_640

Actividades para hacer con los niños en vacaciones

El periodo de vacaciones es, para muchas familias, un momento complicado. Es cuando aparece el problema de saber cómo gestionar el tiempo libre de unos hijos que, después de haber pasado los últimos meses ocupados con la escuela, empiezan a tener mucho más tiempo libre.

Las vacaciones no tienen por qué ser sinónimo de una pérdida de tiempo o de muchas horas pasadas frente a una pantalla. Merece la pena buscar actividades para hacer con los niños y que permitan potenciar sus habilidades, que sigan aprendiendo o que mejoren la relación familiar.

Para animar a los pequeños a hacer actividades durante una época con tanto tiempo libre, es bueno hacer que participen de la planificación de las vacaciones, ya que así sentirán que son parte de este proyecto y se implicarán más.

Actividades en vacaciones con los pequeños

Para planear las vacaciones y las actividades de ocio y aprendizaje que las compondrán se puede contar con un amplio abanico de actividades. A continuación veremos varias propuestas.

1. Clases de natación: Animar que los niños a apuntarse a hacer natación es una buena idea, ya que practicarán un deporte saludable y se relacionarán con otros pequeños de su edad. Eso sí, siempre hay que asegurarse de que se encuentren vigilados por especialistas y, sobre todo, debemos tener en cuenta si el niño o niña desea tomar estas clases, o no.

2. Cocinar con ellos: Hacer partícipes a los más pequeños de la casa en la realización de recetas culinarias, sobre todo si se trata de repostería, es siempre recomendable. A través de esta actividad descubrirán que preparar comida puede ser divertido y apreciarán mejor los platos que comen cada día. Además, podrán expresar su creatividad.

3. Salir de paseo en bicicleta: Esta actividad para hacer con los niños es ideal, ya que se practica un ejercicio físico además de desarrollar habilidades motrices. No se limita sólo a la bicicleta, también puede realizarse una variante similar utilizando patines o patinete.

4. Hacer actividades culturales: Una forma de ayudar al desarrollo cognitivo y emocional de los niños a la vez que se divierten es ir con ellos de visita a exposiciones, parques temáticos o museos. Además, es ideal para crear recuerdos familiares.

5. Pintar y dibujar: Una actividad perfecta para que los más pequeños desarrollen su creatividad y dejen volar su imaginación.

6. Acampada: Ir de camping o hacer un picnic es una actividad para hacer con los niños muy buena, ya que permite que tomen contacto con la naturaleza mientras se divierten con la familia.

7. Realizar manualidades: Otra manera de desarrollar su creatividad y su imaginación, además de que permite que se practiquen habilidades motrices mediante actividades como recortar papeles o moldear plastilinas.

8. Jugar con ellos: Unas de las actividades más simples consiste en jugar con ellos a distintos juegos que ayudan a desarrollar su intelecto, como por ejemplo jugar al ahorcado, al “veo veo” o a las películas. Se divierten mientras aprenden a expresarse mejor.

9. Actividades domésticas: Asignar tareas domésticas ayuda a que comprendan que no importa la edad; hay que asumir responsabilidades, y el mantenimiento del hogar es una de ellas.

10. Cantar en un karaoke: Esta actividad para hacer con los niños es ideal para que tomen contacto con la música y el canto y que a la vez se diviertan de una forma saludable en familia. Además, es una afición de la que muchos niños disfrutan.

11. Viaje de vuelta: Una forma de enseñarles sobre sus raíces familiares consiste en viajar en vacaciones al pueblo natal de los padres, o al país de origen si se reside en tierras extranjeras. Es una buena forma de que aprendan más de la tradición y la cultura de la familia.

12. Ir de campamento: Enviar a los niños a un campamento de verano es una buena opción para que se relacionen con otros pequeños mientras realizan muchas actividades. Eso sí, es importante que no se prolonguen demasiado, ya que no es una actividad en familia, y que el niño o niña no acuda a estos campamentos obligado/a o a regañadientes.

13. Leer cuentos: Que los niños escuchen cómo lees un cuento es beneficioso para ellos, ya que mejorarán su capacidad de escucha y su comprensión y ejercitarán su potencial imaginativo.

14. Reuniones familiares: Reunirse con los familiares cercanos es una buena actividad para hacer con los niños, ya que les enseña la importancia de la relación en la familia, mejorando también la comunicación con otras personas. Además, conocerán nuevas cosas acerca de sus padres a través de lo que los familiares les cuentan.

15. Montar un jardín: Si tu casa tiene un jardín, es un buen momento para redecorarlo con tus hijos. De este modo, los pequeños estarán en contacto con las plantas y podrán aprender que también son seres vivos a quienes hay que respetar y cuidar.

16. Invitar amigos: Que vengan a casa los amigos de tu hijo o hija no es mala idea, ya que así pueden mantener el contacto durante las vacaciones. Además, esto sirve para que los pequeños interactúen con otras personas ajenas a la familia y en un contexto que no es el escolar.

Fuente: www.mentesana.es

Profesional Destacado:

NATALIA RIVAS

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami