Menú Mobile

brain-3269655_640

¿Qué es la asertividad?

El concepto de asertividad se relaciona con la capacidad de expresar adecuadamente los estados emocionales positivos y/o negativos, manifestar abiertamente las opiniones y deseos personales, y defender los propios derechos.

La asertividad entonces, forma parte de las habilidades sociales, y reúne las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos propios, sin atropellar los derechos de los demás.

Las habilidades sociales, son habilidades básicas para nuestro desenvolvimiento en la vida diaria; y cuando no están lo suficientemente desarrolladas, o se emplean de forma equivocada, surge la frustración y la insatisfacción.

Se han descrito diferentes estilos de interacción, que dan cuenta de un continuo de conductas que van desde un estilo pasivo de interacción hasta un estilo agresivo, quedando en el punto medio la conducta asertiva, como se indica a continuación:

  • Estilo Pasivo – Estilo Asertivo – Estilo Agresivo

Persona Hipoasertiva

  • Persona Asertiva – Persona Agresiva

Las personas con un estilo pasivo de interacción evitan decir o pedir lo que quieren o les gusta, no defienden sus derechos, y frecuentemente no consiguen lo que quieren.

Por el contrario, las personas con un estilo agresivo de interacción dicen o piden lo que quieren, y defienden sus derechos de forma tan violenta, que vulneran los derechos de los otros.

Una persona asertiva en cambio, tiene un estilo comunicacional abierto y desenvuelto, es capaz de defender con decisión y firmeza sus opiniones y derechos, y logra expresar sus deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, sin pasar a llevar a los demás.

Los especialistas en asertividad han precisado diversos “derechos asertivos” que cada persona debería conocer y defender, entre los más importantes están los siguientes:

  • Derecho fundamental de experimentar y expresar los afectos e ideales libremente.
  • Derecho a actuar de manera de promover la propia dignidad y auto-respeto.
  • Derecho a decir No, sin sentirse culpable.
  • Derecho a ser tratada con respeto.
  • Derecho a cambiar de opinión.
  • Derecho a cometer errores.
  • Derecho a pedir lo que quiere.
  • Derecho a pedir información.
  • Derecho a hacer respetar los propios derechos.
  • Derecho a sentirse bien consigo mismo.

Tanto los estilos pasivos o hipoasertivos, como los estilos agresivos de interacción producen generalmente dificultades en las relaciones familiares y laborales, pérdida de oportunidades académicas o laborales, y finalmente frustración e infelicidad.

Como cualquier otra habilidad humana, la asertividad es susceptible de aprenderse, entrenarse y mejorarse. Esto se consigue mediante el Entrenamiento Asertivo, también llamado “entrenamiento en habilidades sociales”, que puede ser desarrollado en un proceso de terapia individual o en talleres específicos.

Autores: Dres.Claudia Barrera Renault y Jorge Ochoa

En nuestro Centro de Atención Clínica encontrará a los mejores profesionales. Puede reservar o realizar consultas en los teléfonos 22784 0838 / 22784 0839 o al mail contacto@cetep.cl

Profesional Destacado:

Susana_Romero

SUSANA ROMERO

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami