Menú Mobile

yogurt-2408029_640

Alimentos que ayudan a tener una mente saludable

Nuestra alimentación puede ser un factor que nos ayude a disminuir síntomas provocados por el estrés, crisis de pánico o estados de ansiedad.

«Efectivamente existen alimentos que ayudan a mejorar nuestra Salud Mental, pero más allá de incorporarlos a la dieta, creemos que es importante que la persona aprenda a escuchar las necesidades que le demanda el organismo, puesto que este tipo de patología (estrés, ansiedad o depresión), no se calman solamente al consumir un determinado alimento, sino que es necesario conocer su causa», destaca Paulina Hernández, nutricionista y encargada del programa «Vivir Bien» de Sodexo.

A continuación, la experta en temas de nutrición enseña las propiedades y beneficios que aportan ciertos alimentos a la hora de buscar un efecto positivo en nuestra Salud Mental:

Lácteos: Contienen triptófano, aminoácido que favorece que el cerebro potencie la producción de químicos que inducen al bienestar, como la serotonina, destacando así su capacidad de favorecer el buen humor y sensación de relajación.

Avena: Algunos estudios dicen que promueve la producción de hormonas que trabajan como antidepresivas en el cuerpo, además de tener altos niveles de magnesio, micronutriente que colabora en la regulación del sistema nervioso central. Aunque este efecto no está totalmente validado, los beneficios de la avena son múltiples, y al ser un carbohidrato complejo muy rico en fibra, da una alta capacidad de saciedad, característica que además ayuda a mantener más estable el azúcar en la sangre regulando el apetito y por consecuencia, la ingesta de alimentos entre comidas.

Frutos secos: Ayudan a potenciar la producción de serotonina, la cual desempeña un papel muy importante afectando el apetito, la ira, el sueño, la digestión y el ánimo Asimismo, son ricos en magnesio, que además de ayudar al cuerpo a producir energía, algunos investigadores lo han relacionado con una mayor rapidez en la recuperación de la depresión. Eso sí, hay que consumirlos en porciones que no excedan un puñado al día.

Frutas, verduras y cereales integrales: Contribuyen a una alimentación saludable, entregan energía y ayudan a controlar el apetito. La energía que aporta el café, los chocolates y pasteles, entre otros, se acabará rápidamente, en cambio una alimentación equilibrada lo mantendrá alerta todo el día.

Cacao: Incorpora antioxidantes conocidos como flavonoides, destacados por sus propiedades relajantes y ayuda a reducir el cortisol, hormona que produce el estrés. Eso sí, el cacao hay que consumirlo en chocolates que tengan más de un 70% de este nutriente, es decir, bitter. Además, es sabido que la sensación de placer se logra con el primer bocado, por lo que no engañarse comiendo la barra completa es esencial para no producir excesos.

Fuente: Cooperativa

Profesional Destacado:

marcelacalderon

MARCELA CALDERÓN

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami