Menú Mobile

girl-3340383_1280

¿Qué es la oxitocina y por qué se le denomina la hormona del amor?

La oxitocina es una hormona que, al igual que ocurre con el resto de las mismas, se secreta bajo una gran variedad de diferentes situaciones. Se le llama la hormona del amor, pues es una de sus funciones más conocidas, pero también media en procesos relacionados con la reproducción, como el parto o la lactancia.

Se fabrica o sintetiza en el cerebro, concretamente en el hipotálamo, y se almacena en la hipófisis o glándula pituitaria. Esta glándula la almacena y la secreta a la sangre cuando es necesario. Puede funcionar de dos maneras: como hormona, que lo que hace es viajar por la sangre hacia la parte del cuerpo donde provoca su efecto (por ejemplo, la secreción de leche por el pezón), o como neurotransmisor. En este segundo caso, lo que hace es estimular otras zonas del cerebro, y lo que provoca son respuestas en nuestro comportamiento, como la excitación sexual.

¿Por qué es la oxitocina la hormona del amor? 

Según diversos estudios, cuando nos encontramos en una fase de enamoramiento, aquella en la que tenemos sentimientos muy fuertes de deseo por estar con la persona por la que estamos embelesados, nuestro cerebro presenta mayores niveles de oxitocina.

Además, esta hormona nos incita a mantener relaciones monógamas, se ha encontrado que en hombres estimula el centro de de recompensa del cerebro ante la idea de mantener una relación amorosa exclusiva con su pareja. Esto quiere decir que cuando pensamos en establecer una relación de ese tipo con la pareja, la oxitocina provoca en el cerebro una respuesta de placer. Y es que tanto la oxitocina como la dopamina tienen esta función de recompensa, consistente en provocar sensaciones placenteras que nos animan a repetir esa acción. Incluso hay estudios que afirman que cuando un hombre presenta en el cerebro mayores niveles de oxitocina, ve a su pareja más atractiva físicamente que aquellos que tienen niveles bajos.

La mayor muestra de que la oxitocina es la hormona del amor, o al menos de la atracción, es que cuando mantenemos relaciones sexuales sus niveles en el cerebro aumentan, encontrándose el mayor pico durante el orgasmo.

Además de estas funciones más relacionadas con las relaciones amorosas, la oxitocina tiene otras muchas y muy útiles funciones en nuestro cuerpo y nuestro comportamiento, ente ellas, es una hormona que potencia las relaciones sociales con los demás, nos incita a ser más generosos en ciertos momentos y, sobre todo, reduce los efectos del estrés.

¿La oxitocina me hace estar enamorado o es mi amor el que produce la oxitocina?

Una cuestión que los profesionales encargados de estudiar las funciones del cerebro y el comportamiento tienen presente, sobre todo los psicólogos, es que la relación entre activación cerebral, secreción de ciertas hormonas y la conducta, no es unidireccional. Así, si la oxitocina nos hace tener ciertos sentimientos (incluso cuando, por causas genéticas o patologías, nuestro cerebro no secreta la suficiente cantidad de oxitocina, nuestro comportamiento se ve alterado), nosotros sí que podemos provocar la producción de oxitocina.

Al igual que, por ejemplo, si practicamos un deporte extremo hacemos que nuestro cerebro libere dopamina, cuando nos sentimos atraídos por una persona, hacemos que libere oxitocina. ¿Por qué nos atrae esa persona? Pueden ser muchas y diversas causas (no hormonales ni biológicas) pero sabemos que el resultado es que liberamos oxitocina, y eso también puede estar provocando que cada vez nos sintamos más atraídos (recordemos su función de recompensa).

Así, el contacto físico con una persona aumenta los niveles de oxitocina, aunque no sea un contacto con fines amorosos o sexuales. Un abrazo, una caricia o un beso nos hace sentir ese bienestar de la oxitocina, pero también con otras actividades diferentes. Practicar la relajación, comer chocolate e, incluso, acariciar a una mascota, también hacen que liberemos oxitocina.

Fuente: Bekia

En nuestro Centro de Atención Clínica encontrará a los mejores profesionales. Puede reservar o realizar consultas en los teléfonos 22784 0838 / 22784 0839 o al mail contacto@cetep.cl

Profesional Destacado:

Cristhian Valarezo Medico Integral

CRISTHIAN VALAREZO

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami