Menú Mobile

man-731900_640

¿Quieres jugar conmigo?

El concepto de “juego” es una actividad muy ligada al mundo de los niños. Se ha descrito la estructura,  función y beneficios de la actividad lúdica en los pequeños. Pero, ¿qué pasa con los adultos? ¿Jugamos?

Si estuviéramos conversando frente a frente y yo preguntara  ¿a qué juegas? Es muy probable que me digas que juegas a la pelota, o al juego de celular, pc, consola de moda o que juegas con tus hijos.

El juego es una actividad que busca acercarnos a los otros, mejorar nuestras relaciones y desarrollar muchas habilidades sociales y adaptativas. Es un súper entrenamiento de nuestras capacidades para poder utilizarlas de la mejor manera en todos los desafíos que nos toca enfrentar, por eso es la actividad principal en los niños. El jugar es un espacio de diversión, de goce. Es una pausa a lo que sucede en la realidad.

Cuando hablemos de juego, no pienses en una competencia o en una actividad llena de reglas con un ganador. Piensa en todas las pausas que hacemos durante el día, donde el tiempo se detiene y salimos de nuestras responsabilidades o roles. Sin expectativa, sin metas.

El psiquiatra estadounidense Stuart Brown de la Universidad de Harvard, es un gran estudioso del juego. Partió su carrera siendo un experto en agresividad, estudiando estrechamente el funcionamiento de personas muy violentas. Para completar estos estudios, quiso estudiar mamíferos y su comportamiento. Se fue a observar a los osos despertar de la hibernación, asumiendo que dado que estarían muy hambrientos, serian especialmente agresivos. Brown estaba listo filmando a un oso despertar, cuando vio a un perro acercarse al oso, moviendo la cola en actitud de juego. Stuart Brown sintió mucho temor con lo que iba a presenciar, cuando vio que el oso se puso a jugar gentilmente con el perro. Entonces, para Brown todas sus hipótesis fueron replanteadas: Quizás una necesidad más importante que alimentarse es jugar. Porque jugar es desarrollo de habilidades. Es así como el Dr. Brown comienza a estudiar este tema

¿Que propone el Dr. Brown? propone que la ausencia de juego en la vida no es estar trabajando o ser trabajólico, la ausencia de juego es estar deprimido. Piénsalo con la definición que dimos al principio: ese espacio de goce que nos permite poner pausa a la realidad, salir de responsabilidades y de la rutina. Volver a llenarnos de energía.

¿Qué juegos hacemos durante el día? Cuando te tomas un café en el trabajo mientras cuentas copuchas con tus compañeros, cuando te vas disfrutando de la música en el auto y cantas a todo pulmón,  cuando invitas a comer a tu casa y lo haces de una manera distinta a la de siempre, cuando decides salir a caminar y despejar la mente, cuando coqueteas, cuando bailas, cuando dices bromas para alivianar el ambiente o el estrés, cuando alguien importante para ti te llama con un sobrenombre cariñoso, transportándote a un espacio de ternura y contención.

Piensa en todas esas pequeñas grandes actividades que son distintas lo rutinario. Las que te des-estresan y te conectan contigo mismo y con los demás. Dales el valor que se merece, que puede que sea más importante que comer.  Y si nos encontramos y te pregunto ¿a qué juegas tú? Ojalá me respondas: a muchas cosas, todo el tiempo.

Por: Andrea Eberhard, Terapeuta Ocupacional, Universidad de Chile. Actualmente trabaja en Clínica MirAndes

Profesional Destacado:

franciscacisternas

FRANCISCA CISTERNAS

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami