Menú Mobile

deficit-de-atencion-ninos

¿Qué es el trastorno por déficit atencional con hiperactividad?

Últimamente hemos sido bombardeados en los medios por artículos relacionados con el déficit atencional (en adelante TDAH) que están plagados de opiniones personales, prejuicios e información sin ninguna base científica.

Hasta se ha llegado a decir que el TDAH es un invento de los médicos en colusión con las empresas farmacéuticas para ganar más dinero. Esta tendencia a difamar sobre algunos temas no se limita sólo a este diagnóstico, sino que se pasea por los más diversos tópicos.

Paralelamente, el TDAH también ha saltado a la palestra por la gran cantidad de niños que han sido diagnosticados en los últimos años. ¿Qué está pasando? ¿Aumentó la cantidad de pacientes con TDAH?

Lo que ocurre es que probablemente antes no se detectaban muchos casos con TDAH debido al desconocimiento del tema por parte de los padres, profesores y médicos. No es que ahora haya más TDAH, sino que ahora se reconoce y detecta antes, se diagnostica y se trata mejor, reduciéndose enormemente las consecuencias negativas de éste.

El TDAH es el trastorno más frecuente en la edad pediátrica. Es un trastorno de origen biológico, con causa en parte genética. Además, en su origen están involucrados varios factores ambientales no completamente reconocidos. Fue descrito hace más de 100 años y existe en diferentes países y culturas.

Es un trastorno que se puede presentar de formas distintas en niños y niñas, y a lo largo de las diferentes edades: preescolar, niño, adolescente y adulto, por lo que no siempre es fácil reconocerlo en la consulta. Se caracteriza por problemas para poner atención y mantener la concentración, hiperactividad (exceso de movimiento) y dificultad para controlar los impulsos. Existen tres tipos de TDAH; en uno de ellos predomina la dificultad para poner atención, en otro la hiperactividad y en el tercero hay una mezcla de ambos. Siempre empieza en la infancia.

Tiene un enorme impacto en el paciente y la familia debido a los efectos que genera en el área académica (es una causa frecuente de fracaso escolar), emocional (tiene un efecto negativo en la autoestima) y social (deteriora la capacidad de relacionarse de forma armoniosa con los pares y adultos).

Muy frecuentemente se acompaña de otros problemas psiquiátricos, tales como trastornos de conducta, ansiedad y depresión.

Es importante señalar que no todo lo que parece TDAH lo es. Todos somos distintos: el nivel de atención, de control de impulsos y de actividad motora es parte de nuestra forma de ser. Muchas veces se pueden confundir algunas características normales de la personalidad de los niños con el TDAH. Por otro lado, existen algunos problemas psiquiátricos que pueden confundirse con el TDAH porque comparten síntomas similares. Debido a esta complejidad es importante que el diagnóstico sea realizado por un experto que sea capaz de cotejar todas estas posibilidades.

Hay tratamientos seguros y eficaces. Los mejores son aquellos que combinan la medicación y el apoyo individual, familiar y escolar.

Volviendo al punto inicial de este artículo- la difamación respecto al TDAH- , es importante adoptar una actitud responsable. Si tenemos la sospecha de que alguno de nuestros hijos tiene TDAH, es fundamental que reciba una evaluación exhaustiva por parte de profesionales expertos en el tema. Es con ellos con quienes debemos discutir y preguntar acerca de nuestras dudas.

Dra. Dominique Maret es Médico Cirujano, Universidad de Santiago de Chile. Psiquiatra Infanto-Juvenil, Universidad de Santiago de Chile. Diplomado en Psicoterapia Cognitivo-conductual. Experiencia en adicciones con adolescentes. En nuestro Centro de Atención Clínica encontrará a los mejores profesionales. Puede reservar o realizar consultas en los teléfonos 22784 0838 / 22784 0839 o al mail contacto@cetep.cl

Profesional Destacado:

camila_gutierrez

DRA. CAMILA GUTIERREZ

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami