Menú Mobile

workplace-1245776_640

¿Sigues creyendo que el trabajo es una pega?

Los invito a cambiar ese concepto.  Estamos comenzando la recta final del año, antes de que lleguen las ansiadas vacaciones de verano luego de tanto trabajo que nos deja exhaustos. Y es justo en este tiempo, donde he tenido la oportunidad de descubrir algo muy sencillo pero a la vez muy significativo respecto del trabajo y que me ha hecho reflexionar.

Grande ha sido mi sorpresa al descubrir el significado de la palabra “Trabajo”.  Trabajo viene de “trabajar” y ésta del latín “tripalium” que significa “tres palos”. En el tiempo de los esclavos, se utilizaba como yugo donde se les azotaba, donde se les hacía sufrir… Sentido me hizo entonces entender por qué le llamamos “pega” a nuestro trabajo y la actitud que muchas veces tenemos frente a ésta.

¿Es que acaso es un castigo por el que merecemos ser azotados? De ser así, no sé ustedes, pero yo saldría corriendo. Me preguntaría ¿qué hicimos mal para merecer esto?

Por otro lado, revisemos la palabra “pega”. Claramente, nuestra primera asociación es relacionarlo a un golpe, sin embargo, la Real Academia Española, también le da otra acepción que muchas veces olvidamos: “acción de pegar”, es decir, adherir una cosa con otra.

Esta última definición de “la pega” me hace mucho sentido. Es la acción de juntar una cosa con otra; una labor con la de otro; un quehacer mancomunado que nos conduce a un resultado final. No puedo evitar que a mi mente venga la imagen del puzzle, donde TODAS  LAS PIEZAS son FUNDAMENTALES para lograr la imagen final.

Y es acaso ¿no es eso lo que hacemos al trabajar? Sumamos. Unimos las piezas de un puzzle mayor. Y no sólo en nuestro quehacer cotidiano, sino que sumamos piezas y construimos sociedad. Unimos lo mejor de cada uno con lo mejor de los demás para hacer país. Nuestro trabajo, nuestra “pega” es mucho más que la simple suma de acciones cotidianas al interior de nuestra empresa u organización. Así, el todo es más que la suma de las partes.

Nuestro trabajo es hacer sociedad.

Siendo así, nuestra “pega” tiene un sentido mayor y esto conlleva también una gran responsabilidad. Cada día construimos presente, y cada día también forjamos el futuro. Realizamos obras que dejan huellas y que dependen de cada uno y de todos a la vez.

La “pega” entonces NO ES UN CASTIGO sino que es un gran OPORTUNIDAD de poner al servicio lo mejor de cada quien. De entregar eso que nos mueve en los más profundo. Por ello es que debemos buscar satisfacer nuestros anhelos y aspiraciones mediante el trabajo. Debemos buscar trabajos que aporten a nuestra felicidad y veremos entonces cómo la felicidad también aporta a nuestro trabajo.

Columna realizada por Pilar Zurita, Jefa del Programa Trabajo Feliz

Profesional Destacado:

marielaunda

MARIELA UNDA

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami