Menú Mobile

lover-1822498_640

¿Cómo construir pareja con un hombre muy dependiente?

Una de las tareas que las parejas deben tratar como parte de su relación, es la distancia con sus familias de origen. A veces esto puede resultar especialmente difícil para los hombres que han tenido una cercanía extrema con su madre. Las señales de que un hombre mantiene una relación inadecuada con su madre se pueden apreciar en la poca libertad que éste manifiesta para adoptar decisiones sin consultarlo previamente con ella, y tener dificultades para mostrar desacuerdo, aún cuando la postura de la madre lo perjudique.

Las madres que mantienen un vínculo de dependencia son en general mujeres que pueden mostrarse agresivas e intransigentes a simple vista o realizar otras formas más sutiles de violencia psicológica. Así se observan situaciones en que, por ejemplo, es la madre quien elige las parejas de su hijo aludiendo que sólo quiere lo mejor para él y que las mujeres son interesadas o llegar al extremo de provocar la separación de una pareja con su hijo, por pretender poseerlo de forma exclusiva.

Si su pareja muestra dificultad para tomar decisiones, en todo evento o paseo busca invitar a su mamá, muestra un carácter condescendiente e inseguro, se podría tratar de un problema de falta de independencia emocional.

Una postura constructiva para la pareja sería entender que están frente a una situación que deberán resolver si proyectan su relación. En primer lugar, la mujer debe ser empática, entender la situación que él vivencia ya que, muchas veces la pareja aún no se ha dado cuenta de que la relación con su madre es inadecuada, ya que seguramente comparten una historia donde la pauta ha sido satisfacer a una madre que busca poseer a un hijo en forma exclusiva.

Una vez que pudimos contextualizar la situación por la que atraviesa nuestra pareja, el trabajo es mostrarle, y aquí hay que ser pacientes, ya que esto no se logra de un día para el otro, la necesidad de disponer de un tiempo no sólo para la pareja, sino también para él (realizando actividades recreativas con amigos, estudios que ha dejado pendiente, etc.). A su vez, puede ser de gran ayuda, reforzarlo cuando toma una decisión por sí mismo y no le consulta a su madre, no siendo explicita en esto sino, simplemente centrándose en él y en lo valiosa que pueden ser sus opiniones.

Este es un trabajo que resulta mucho más efectivo con ayuda terapéutica, pero la pareja puede colaborar brindando apoyo y mostrándose tolerante con una suegra que por momentos genera una relación con su hijo que resulta asfixiante no solo para él sino para su entorno: pareja, conyugue, hijos. Esto es posible, en la medida en que podamos ver en nuestra pareja el deseo de cambiar, de construir una relación más sana con su madre, lo cual no es tan fácil, ya que en muchos casos las actitudes sutiles de ésta, hacen que el hijo no lo vea como una posesión enfermiza sino más bien como una preocupación digna de una buena madre.

Ahora bien, si el hijo consigue ser fuerte y logra trabajar en su autoestima, podrá establecer una distancia que le permita vivir su vida de forma independiente, nutriéndose de otras relaciones que le permitan la libre elección, mayor confianza en sí mismo y la posibilidad de “ser con el otro” y no “para y por el otro”.

Autora: Psicóloga Andrea del Valle Lasagna. 

En nuestro Centro de Atención Clínica encontrará a los mejores profesionales. Puede reservar o realizar consultas en los teléfonos 22784 0838 / 22784 0839 o al mail contacto@cetep.cl

Profesional Destacado:

franciscacisternas

FRANCISCA CISTERNAS

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami