Menú Mobile

streetwear-3749344_640

¿Cómo es el trastorno de personalidad evitativo?

Dentro del grupo de los trastornos de personalidad nos encontramos con el trastorno de personalidad evitativo, llamado también “trastorno ansioso de la personalidad” y conocido igualmente como “timidez patológica”.

En relación a las pautas de comportamiento de las personas que padecen este trastorno, destacan la importante sensibilidad al rechazo y el patrón general de inhibición social que presentan, lo que se traduce en una falta de extrema de contactos sociales.

Estos individuos presentan sentimientos de inadecuación o inadaptación en situaciones sociales, hipersensibilidad a la evaluación negativa por parte de los demás y al rechazo interpersonal.

Son personas vulnerables a la crítica y a la desaprobación, se sienten heridos con facilidad, tienden a sentirse ofendidos si alguien se muestra crítico en relación a ellos, y no se involucran afectivamente sino hasta que están seguros de que son queridos.

Esta condición aparece por lo regular a comienzos de la edad adulta y se presenta en diversos contextos, traduciéndose en una restricción general del estilo de vida.

Son personas inhibidas en las situaciones interpersonales nuevas, debido a su baja autoestima. Están llenos de dudas respecto a sus aptitudes sociales, se ven a sí mismos como «ineptos», «poco interesantes» o «inferiores» a los demás.

Las personas evitativas tienden a ser muy autocríticas y se están diciendo constantemente: «soy aburrido», «soy patético», «no encajo»; esto perpetúa su sensación de inseguridad y rechazo social, y refuerza la constante interpretación negativa de las reacciones (positivas o neutras) que los demás tienen con ellos.

Estos individuos evitan trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importante, ya que tienen miedo de las críticas, la desaprobación o el rechazo; pueden incluso desestimar un ascenso en su trabajo si ello implica un mayor contacto sociales.

Como norma general son reacios a involucrarse en nuevas labores, y no participan en actividades de grupo hasta que no se sienten protegidos.

Estos sujetos suelen estar relativamente aislados y carecen de una red de apoyo en las situaciones de crisis. Los demás, por regla general los consideran “tímidos” o “aislados”.

Hay otros trastornos que normalmente suelen ir asociados al trastorno de la personalidad por evitación, como son los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad o la fobia social.

Se ha observado que el trastorno evitativo de la personalidad se da tanto en hombres como en mujeres, y afecta a entre el 0,5% y el 1% de la población general.

En muchos de los casos, tiende a desaparecer con la edad de forma gradual: los síntomas aparecerían en la niñez, se acrecentarían en la adolescencia y principios de la edad adulta, y luego tenderían a disminuir.

Dado el gran deterioro social y emocional que sufren estas personas, se hace muy necesario un apoyo psicoterapéutico destinado a desarrollar un mayor repertorio conductual, y a desactivar aquellos patrones disfuncionales que perpetúan el trastorno; además resulta muy importante el apoyo farmacológico que permite mitigar la sintomatología.

 Autora:Psicóloga Bárbara Serra Wilkens

En nuestro Centro de Atención Clínica encontrará a los mejores profesionales. Puede reservar o realizar consultas en los teléfonos 22784 0838 / 22784 0839 o al mail contacto@cetep.cl

Profesional Destacado:

camila_gutierrez

DRA. CAMILA GUTIERREZ

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami