Menú Mobile

essential-oils-2738555_640

Terapia Floral y Salud Mental

La terapia floral nace gracias al doctor Edward Bach, quien experimentó con diversas flores nativas entre los años 1926 y 1934, hasta dar origen a su sistema floral compuesto por 38 esencias. Es un sistema terapéutico complementario al sistema tradicional de salud, y de gran ayuda en problemas de Salud Mental. Es utilizado para curar tanto afecciones físicas como emocionales, las cuales desde este enfoque van íntimamente ligadas. Su efecto consiste en aliviar el dolor y la tensión mental ampliando la consciencia de los problemas para así ayudar a las personas a evolucionar.

Bach propuso que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, producto de la falta de armonía entre el alma y la mente. Sin embargo, la terapia floral no solo ayuda a  “mejorar el síntoma” sino que va más allá, ya que tiene un efecto importante en ayudar al paciente a conectarse con su ser y a participar activamente de su proceso de sanación. Las frecuencias vibratorias de las flores se conectan con la energía intrínseca que poseemos los seres humanos, y actúan sobre la causa que genera el problema, logrando despertar los recursos curativos de cada persona para así transformar los estados emocionales negativos en positivos.

Su acción depende del ritmo y la frecuencia de su ingesta, siendo los niños quienes se ven más rápidamente beneficiados por sus efectos, dado que son más susceptibles a los cambios vibratorios. Las flores de Bach son de gran utilidad para tratar afecciones infantiles como el déficit atencional, depresión y trastornos de conducta, entre otras cosas.

De todas formas, tanto niños y adultos pueden notar cambios en sus emociones pensamientos y conductas. Diversos estudios han demostrado su eficacia en el tratamiento de la hiperactividad, ansiedad, depresión y estrés. Cada flor ayuda a desarrollar una virtud o cualidad específica, por ejemplo Cerato es una flor que ayuda a despertar la confianza en las propias capacidades y otorga autoconocimiento, decisión e intuición. Su ingesta permite escuchar la voz interna con mayor intensidad y superar el temor al fracaso.

Se recomienda que la indicación de las esencias florales sea realizada por un profesional  preparado a nivel de Salud Mental y terapia, que esté capacitado para indagar, contener y acompañar a la persona en su proceso de curación y toma de conciencia. En cuanto a su ingesta, por lo general se recomienda que el preparado de esencias florales se tome en dosis de 4 gotas 4 veces al día. Las flores no producen dependencias de ningún tipo ni cuentan con químicos, por lo que no tienen efectos secundarios o colaterales. Es por esta razón que también pueden ingerirlas mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ya que son completamente benignas y además ayudan a contrarrestar los cambios hormonales.

Pilar Correa D., es Psicóloga Clínica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Terapeuta Familiar ICHTF y Terapeuta Floral formada en la Asociación Gremial de Terapeutas Florales Tradicionales y Complementarios, con más de 5 años de experiencia en el área, actualmente en NaturaMente.

Profesional Destacado:

mariapaulinamuena

MARÍA PAULINA MUENA

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Bitnami